CARLES Y SOFÍA: POEMA DE AMOR PARA PIANO A CUATRO MANOS

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

maxresdefaultNo se buscaron: se encontraron. La pasión y la belleza que dos jóvenes pianistas llamados Carles y Sofía imprimían a sus interpretaciones conmovió a Euterpe, diosa de la música, que presta acudió a Cupido para pedirle que desplegara todas sus habilidades para impregnar de amor los corazones de nuestros protagonistas. La mutua admiración profesional hizo el resto y contribuyó decisivamente a que ambos músicos consolidaran su actual estatus de intérpretes clásicos de reconocida talla mundial, así como el de pareja artística y sentimental -estable y consolidada- dentro y fuera de salas de concierto.

Su vida puede definirse como un poema de amor para piano. Desde que interpretaran juntos un precioso vals de Brahms, los corazones de ambos laten como si fueran uno alimentados por un caudal de admiración mutua. Ellos saben muy bien de la vital importancia que la escucha atenta, el apoyo constante, la paciencia y el diálogo sincero aportan a la estabilidad de la pareja en sus diversas etapas y circunstancias.

Su vida en común es una partitura en la que ellos escriben cada nota después de mirarse con tanta ternura como complicidad. Un amor que ha pasado la difícil prueba del tiempo ejerce de clave sobre el papel pautado. El compás lo marca una pasión compartida que les lleva a ensayar, tocar y viajar juntos por todo el ancho mundo.

Mientras numerosos compositores han escrito música destinada a ser embellecida por Carles y Sofía sentados al piano, las dos únicas grandes obras que ambos han firmado como autores son de carne y hueso: sus dos preciosas hijas.

35188

Lejos de apagarse o aplacarse, la llama de su amor sigue prendiendo a la hora de afrontar largas sesiones de estudio, preparación y grabación. Su mutuo, recíproco e inmenso cariño valida la probada capacidad que dos consumados especialistas en el arte de interpretar composiciones para piano a cuatro manos demuestran a la hora de compartir absolutamente todo, empezando por una pasión vital que además es la profesión de ambos.

Ha llovido mucho desde aquel día en que Euterpe le pidió a Cupido que atravesara los corazones de Carles y Sofía con sus flechas. La lluvia es la misma, el amor también es el mismo pero no así el viejo Brahms. El arco iris es una sonrisa que el célebre compositor germano dibuja en el cielo cada vez que ve a nuestros diestros intérpretes bordar la interpretación de aquel vals que les unió sus corazones para siempre delante de una privilegiada y nutrida audiencia internacional tan enamorada del célebre rapsoda Steinway como de los poemas de amor para piano a cuatro manos.

Puedes escuchar nuestra emisión de radio en referencia al tema en el siguiente enlace :  5ª Emisión Vivir y trabajar, junto a mi pareja con Carles & Sofía, Piano Dúo el 7/10/15

o en nuestra web: Post – Artículo Vivir y trabajar, junto a mi pareja

El equipo de Construyendo Relaciones – www.construyendorelaciones.com

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Publicado en Amor, General, Pareja, Relaciones de Pareja, Relaciones Familiares y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *