Decididos, Influyentes, Serenos y Cumplidores (D.I.S.C.)

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

 

encajanEn la vida debemos ir haciendo camino al andar sabedores de que no hay un manual de instrucciones que podamos consultar cuando surge una dificultad o nos asaltan dudas razonables. Desde temprana edad, vamos desarrollando unas aptitudes, una serie de habilidades tanto para relacionarnos socialmente como para gestionar nuestras propias vidas en todas sus vertientes, mientras somos influidos por los modelos de conducta que encontramos en nuestros padres, en el colegio, en nuestro círculo de amistades, etc. Nuestras innatas características se combinan con otras que van modelando tanto nuestros puntos de vista como las acciones que se derivan de ello.

Aunque somos diferentes entre nosotros, lo cierto que los seres humanos somos bastante predecibles. Reaccionamos y nos comunicamos tal y como solemos expresar nuestras emociones, respondiendo a patrones de comportamiento muy similares frente a distintas situaciones, ya sean sobrevenidas o previsibles. Pensemos en cómo es el estilo que cada uno de nosotros muestra a las relaciones interpersonales tomando como ejemplo una situación en la que estábamos hablando con alguien y la interacción resultante era muy positiva. Cuando hay una comunicación asertiva, la sensación que ambos interlocutores tienen les hace pensar en que la buena química dejó su sello en el ambiente. Justo lo contrario que en determinadas ocasiones, en las que se produce una falta de sintonía incluso desde el momento inicial del encuentro

Imagen21

Si repasamos los anales de nuestras relaciones con los demás, comprobaremos fehacientemente que están repletos de casos variopintos acontecidos en nuestro entorno familiar, social y de trabajo. ¿Por qué en unos casos las relaciones funcionaron satisfactoriamente y en otros no? Cada uno de nosotros ha desarrollado un estilo de personalidad conductual  distinto que manifiesta de diferente modo según cada situación y sus inherentes factores ambientales. Ese mismo estilo de personalidad contiene un lenguaje, un comportamiento y unas emociones que actúan en doble dirección, afectando por igual a unos interlocutores cuyas reacciones son entre sí bien diferentes y merecen estudiarse en detalle y con el debido rigor.

DISC_logo3Históricamente, el comportamiento y las tendencias de la personalidad humana han sido objeto de análisis y reflexión, siempre con la vista puesta en emplear métodos eficaces cuyo fin no fuese sólo a medir, clasificar u obtener estadísticas sino crear herramientas de autoconocimiento y desarrollo que resultasen válidas y muy fiables. Es así como nace el conocido y prestigioso método D.I.S.C., al calor de las investigaciones puestas en marcha por el Profesor estadounidense William Marston, un científico que entre 1928 y 1931, se entregó a la tarea de estudiar de detalle el comportamiento humano. Su obra fue paulatinamente enriquecida por las aportaciones de numerosos investigadores que validaron y otorgaron mayor fiabilidad y consistencia al análisis de la conducta del ser humano según un modelo de cuatro dimensiones.

Disc_logoEl conocido como Test D.I.S.C. valora y evalúa el comportamiento y las emociones de las personas en relación a 4 factores de personalidad: D (Decisión) mide como la persona responde a los problemas y desafíos, I (Influencia) mide como ésta se relaciona con otras personas y las influye, S (Serenidad) mide como responde a los cambios y al ritmo del entorno y C (Cumplimiento), mide cómo responde a las reglas y a los procedimientos establecidos por otros. Los resultados finales conforman un espejo que refleja fielmente nuestro comportamiento en todas las áreas de la vida cotidiana, por lo que la calidad y utilidad de la información que se pone a nuestra disposición integran una herramienta práctica de primera categoría.

Entender mejor a los demás reduce significativamente la posibilidad de conflicto en todos los terrenos y nos capacita para gestionar mejor las dificultades diarias. Desde las relaciones entre padres e hijos hasta las propiamente laborales, pasando las de pareja o amistad, el método D.I.S.C. nos ofrece una gran oportunidad de conocernos mejor a nosotros mismos, señalando nuestras fortalezas y debilidades, tendencias y habilidades. Su aplicación práctica es, por ejemplo, viento en las velas para quien está buscando trabajo o pareja, afinando la búsqueda de tareas y perfiles que mejor se adaptan. En el terreno de la empresa, contribuye a mejorar la comunicación con los clientes y con la plantilla de trabajadores.

disc_profile_logoEn resumen, se trata de un instrumento sumamente útil para nuestro crecimiento y desarrollo personal con la vista puesta en desarrollar al máximo nuestra capacidad para crear un círculo virtuoso en el que nos demostremos Decididos, Influyentes, Serenos y Cumplidores (D.I.S.C.) a la hora de establecer vínculos y construir relaciones que nos aporten el máximo nivel de bienestar y felicidad.

visita nuestra tienda Online: www.tienda.construyendorelaciones.com 

El equipo de: Construyendo Relaciones, un programa que se emite por  Ràdio Kanal Barcelona en 106.9 FM, www.construyendorelaciones.com

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Publicado en General, Habilidades Sociales, Relaciones Humanas y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *