La Sociedad Feminizada

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

machismo-feminismo Ninguna persona mínimamente bien informada puede negar la calidad de la aportación de la mujer a la evolución humana. Da igual si hablamos de países industrializados o en vías de desarrollo. Una sociedad alcanza un alto nivel de desarrollo cuando su nivel moral es igualmente elevado. Cuando los derechos de la mujer alcanzan el reconocimiento que merecen, las sociedades dan un salto adelante espectacular por ejercer una actitud social asertiva que sólo reporta beneficios.

Durante siglos, el paternalismo inmovilista surgido del machismo más rancio y primario ha sometido a una minusvaloración a todo lo relacionado con la mujer para mantener un poder absoluto basado en una idea de superioridad y preponderancia del hombre que descansa sobre el sometimiento y la dominación. Llegados a este punto, conviene aclarar que el feminismo no es otra cosa que la lucha por igualar a la mujer en derechos sin menoscabar los otros individuos. La inteligencia emocional natural que el lado femenino aporta a la visión de la vida potencia comportamientos inclusivos transversales que animan a luchar, codo con codo, frente a cualquier forma de discriminación, marginación o injusticia.

SociedadFeminzada3En cualquiera de nosotros, especialmente en los hombres, afloran tics micromachistas que tienen su origen en la educación recibida. El machismo imperante ejerce su influencia a través de los valores que impone y que se ven claramente en el tipo de trabajo que tenemos o en el trato que dispensamos a nuestras parejas. En definitiva, vivimos en un entorno social marcado por siglos de influencia cultural y dominación machista al que los hombres deben plantar cara. ¿Cómo? Feminizando con sus acciones diarias y tomando como referencia al investigador estadounidense Arthur Kinsey: “El hombre tiene ciertas características o tendencias a comportarse femeninamente, algunos más y otros menos, pero todos tarde o temprano sacan a relucir su lado escondido”.

SociedadFeminzada2

La influencia femenina se percibe claramente en el positivo cambio de actitud del hombre. Inclusive, se ve en el notable aumento del interés de éste por el cuidado personal y en cómo se parar a analizar los sentimientos de los demás. En el siglo XXI, el varón puede mostrarse (sin temor ni rubor) más sensible, lo que le otorga la capacidad de percibir claramente las necesidades ajenas y de ser más empático con su círculo más cercano. En cuanto a su pareja, puede ubicarse en el lugar de ella y entender sus necesidades hasta el punto de darle lo que necesita. Sin perder un ápice de su masculinidad, los hombres son más calmados y reflexivos.

Sin embargo, el lado machista está ahí. Lo ha estado siempre y no se puede eliminar de la noche a la mañana con un simple chasquido de dedos. Es el combustible que alimenta el motor de la discriminación, el maltrato y la violencia de género. De ahí que la entente familia-escuela resulte crucial para contribuir a desarrollar la parte femenina de la mente del hombre, desde la más tierna infancia. Dado que el modelo de vida urbano occidental le convierte en un guerrero, si el hombre quiere sobrevivir con garantías debe ser intuitivo para detectar cualquier peligro incluso en entornos aparentemente no hostiles. A su vez, ha de desarrollar su inteligencia emocional para evitar conflictos y disputas estériles que se podrían evitar empleando la sabia asertividad propia de lo que Carl Gustav Jung denominaba ánima o lado femenino.

Si «detrás de un gran hombre, hay una gran mujer», la cosa puede resultar igualmente cierta al revés. No obstante, la clave está en lograr que dentro de un gran hombre habite siempre una gran mujer. Nuestro modelo de convivencia dará un salto adelante grandioso cuando se acepte (sin resabios machistas) que millones de hombres son personas verdaderamente completas porque comprenden y estimulan su lado femenino, sin perder su esencia masculina.

Escucha el programa de radio sobre la Sociedad Feminizada con Albert Tribó

El Equipo de Construyendo Relaciones Radio,  un programa de radio que trata sobre relaciones humanas el crecimiento personal, se emite cada jueves de 23 a 24 H en el 106.9 FM a través de Radio Kanal Barcelona. Escúchanos también online en nuestra web  www.construyendorelaciones.com

Descarga y escucha nuestros programas en : Podcast Ivoox

Construyendo Relaciones Cabecera

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Publicado en General, Sociedad y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *