ODA A LA FELICIDAD

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

ser-felizVivimos tiempos muy duros para la pública expresión de dicha, bienestar, alegría o simple satisfacción. Basta pronunciar unas palabras que denotan un estado interior de felicidad para que miembros del sindicato de amargados nos critiquen por cometer lo que a sus ojos es una muestra de transgresión, insensatez y “bisoño optimismo”. Si se tomaran la molestia de reflexionar, sin acritud y con altura de miras, llegarían a una conclusión tan veraz como acertada: se puede transitar por senderos de optimismo vital y positividad sin hacer gala de bisoñez e ingenuidad.

Xx94Mu2rEs tan grande el desprestigio y mala prensa de la felicidad que ambos han logrado instalar en el inconsciente colectivo una percepción que no se sostiene cuando se examina desde el rigor. Basándonos en la definición contenida en el diccionario de la R.A.E., aquella sería el estado de grata satisfacción espiritual y física acompañada de ausencia de inconvenientes o tropiezos. Entonces, ¿por qué esa burla a un estado que nada tiene de bobalicón e inconsciente? ¿A qué obedecen tan avinagradas muestras de un sonoro y estrepitoso fracaso vital? ¿Acaso son la expresión de una indisimulada envidia hacia el éxito ajeno y bien merecido? Frente al asedio y ataque constante a nuestro derecho de libre expresión, hemos de concienciarnos para ejercer la férrea defensa de nuestro libre sentir y pensar en positivo, sacando siempre lo mejor de una circunstancia adversa sin temor al “qué dirán”.

me-puse-feliz-480x330 (1)El ser humano tiene la ineludible obligación moral de disfrutar de cada minuto de su existencia y ello ha de plasmarse en la necesidad de aumentar considerablemente la satisfacción con su entorno laboral, familiar y social. Seamos plenamente conscientes de que siempre podemos utilizar herramientas útiles en forma de toma de decisiones. Si tenemos la oportunidad de aumentar notablemente la cuota de bienestar en el trabajo ¿Por qué hemos de cohibirnos y frustrar tan loable tentativa? Si podemos actuar con la misma determinación y sensatez en lo concerniente a la pareja, la familia o los amigos ¿Acaso no es lo que realmente merecemos como premio a una reflexión profunda y la posterior adopción de una actitud tan beneficiosa –física y mentalmente- como asertiva hacia nosotros mismos y nuestro entorno?

la-felicidadLa felicidad no sólo es un sentimiento, sino un conjunto de circunstancias favorables que están relacionadas directamente con nuestra habilidad y diligencia para salir victoriosos y sabios de las pruebas del destino. La diferencia entre pesimistas y optimistas es que los últimos están tan bien informados como sus opuestos, pero han decidido instalarse en la aceptación de sí mismos y sus circunstancias pasando a administrar un capital de felicidad con criterios propios de inversores responsables. Y lo hacen sin banalizar y firmemente dispuestos a disfrutar de la vida con plenitud, por haber sabido aprovechar cada oportunidad de ser y estar felices.Al más puro estilo del Himno a la Alegría de Beethoven, entonemos una Oda con la mirada interior centrada en esa tierra de oportunidades donde la dicha propia se logra haciendo dichosos a los demás y que responde al nombre de FELICIDAD.

El equipo de : Construyendo Relaciones, un programa de radio de Ona de Sants Montjuïc en 94.6 FM, www.construyendorelaciones.com

Puedes escuchar nuestra emisión de radio en referencia al tema en el siguiente enlace :  11ª Emisión La Felicidad en las Relaciones Laborales con Alicia Aradilla el 18/11/15

O en nuestra web: Post – Artículo La Felicidad en las Relaciones Laborales

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Publicado en Amor, General, Relaciones Laborales y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *